Miranda

Miranda, un sillón especial, ligero, cómodo, sensual… Su diseño con altas patas de madera nos traslada a los diseños escandinavos de los años 50. Cuando se combina con su puff, el resultado es espectacular, pero sobre todo comodísimo. Además ofrece la opción desenfundable, lo que nos permite adaptar la tapicería a cada estación del año.